lunes, mayo 28, 2007

Mercado de Santa Anita: el poder de los medios

Finalmente los habitantes del denominado mercado de Santa Anita fueron desalojados del lugar que ocupaban desde hace varios años atrás. Recuérdese que en anteriores oportunidades todos los intentos fracasaron por la actitud beligerante de dirigentes que amenazaban con defenderse hasta la muerte.

Ahora, las cosas cambiaron considerablemente. La gente se retiró casi caminando y la policía tuvo poco trabajo en el terreno de los hechos; pues sólo se gastó unas cuantas lacrimógenas y, lo que es más importante, no hubo víctimas que lamentar.

Frente a este hecho, cabe preguntarse ¿a qué se debió este cambio de actitud de dirigentes y pobladores que, días antes, habían dado muestras de estar decididos a todo para no ser desalojados?.

Sin lugar a dudas, el papel desempeñado por la policía fue notable, y no por su acción con en el terreno ni a su buen corazón, sino por el manejo que hizo de los medios de comunicación; estos terminaron generando una verdadera campaña psicosocial que finalizó con la huida del más recalcitrante dirigente.

La televisión, los diarios escritos y las emisoras de radio, “bombardearon” condenas a los habitantes del mercado; llamándoles invasores, usurpadores y delincuentes, que estaban dispuestos a poner a sus hijos de escudos humanos. Así, los habitantes fueron presentados como personas sin ley, padres desalmados y criminales que amenazaban con empuñar armas para materializar un desacato e imponer su propia ley.

Se magnificaron muchas cosas; desde los deseos del Alcalde, la decisión judicial, el encuentro de armas en las inmediaciones que supuestamente iban a ser usadas por los invasores; las andanzas de los contingentes policiales por el perímetro del mercado; los cortes de agua, luz, y, finalmente, la suspensión de garantías constitucionales en el distrito.

Otro hecho que llamó la atención es la ausencia de políticos que, en otras ocasiones, se presentaban como mediadores, para sacar provecho de la situación. No sé que pensar ante esto; no creo que estén aprendiendo a ser realmente padres de la patria y del estado de derecho. ¿Qué será?.

Finalmente, los pobladores se quedaron totalmente solos. Pues con el continuo ataque desde cielo, mar y tierra hasta la población terminó dándoles las espaldas. Todo lo cual debilitó a sus dirigentes; pues no les quedó otra cosa más que despedirse de su puesto de trabajo o, en muchos casos, de sus viviendas.

Por ahora, no se sabe lo que pasará con ellos; quizás se vuelquen a las calles con sus carretas ambulantes para vender sus mercancías y, así, ganarse el pan de cada día.

No sé quien ganó en esta contienda. Sólo sabemos que perdieron ante un poder muy grande y, muchas veces, siniestro. Este poder que surge de la alianza de los medios de comunicación y el poder político. En esta oportunidad se observó que ellos actuaron coordinada y tan eficazmente que, sin duda, preocupa. ¡Espero que sólo sea para hacer cumplir la ley!


Es sólo una reflexión.

lunes, mayo 21, 2007

A propósito del fútbol ciencia

El diario El Comercio público ayer domingo en su suplemento deportivo DT un artículo en página central, titulado ‘Fútbol Ciencia, la evolución de un deporte’, escrita por Jaime Cordero.

En principio es bastante positivo que el diario empiece a destacar el papel de la ciencia en el deporte, ya que hace mucho que los procedimientos científicos son los fundamentos de toda competición actualmente. (Hace siete años pretendí difundir el tema a través de una página web y con algunos artículos escritos en el diario El Peruano Ver Notas).

Pues el gran desarrollo del fútbol (y el deporte en general) se debe a que los clubes de las ligas más competitivas del mundo, contratan equipos técnicos-científicos; esta nueva política de los clubes lo expresó claramente un dirigente del Real Madrid “No se puede dejar las cosas al azar en una actividad que mueve miles de millones de euros”. Además, dos de los técnicos más exitosos del momento, Benitez y Mourinho, del Liverpool y del Chelsea, respectivamente, son según afirman, fanáticos de la estrategia y la disciplina; usan el video y las tecnologías de última generación para analizar y planificar sus partidos.

Por el lado del artículo, considero que Cordero, el redactor, si bien presentó y destacó muy bien el papel de la medicina, la nutrición, la preparación física, como factores importantes en la práctica del fútbol, dejó de lado, justamente al factor que hace la diferencia, que define al que gana o al que pierde, al que es capaz o incapaz de conseguir una meta competitiva; esto es el factor psicológico.



Al respecto un atleta, cuyo record olímpico aún no ha sido superado, Mark Spitz, ganador de 7 medallas de oro en los juegos olímpicos de Munich, afirmó que el factor psicológico es decisivo en una competencia “ahora todos los atletas disponemos de técnicas y procedimientos científicos con los cuales podemos estar físicamente en igualdad de condiciones, sin embargo, el que está preparado psicológicamente es el que ganará la competencia”.

Si para la preparación de un deportista tomamos en cuenta solamente la medicina, la nutrición y la preparación fisiológica, estamos suponiendo que cualquiera que pueda estar sano, bien nutrido y bien entrenado, puede ser un buen jugador, lo cual no es cierto. Falta lo psicológico, que tiene que ver con las disposiciones emocionales, actitudes, la disciplina, etc.

Entonces, ¿cómo se prepara psicológicamente a un deportista? Esta preparación se debe iniciar en los primeros años de vida. En un club con grandes aspiraciones, esta preparación psicológica debe ser fundamental; en los inicios de la vida se forman las actitudes, emociones, otras disposiciones y la disciplina para la alta competencia. Además, los grandes genios del deporte se han manifestado a los 16 y 17 años: Pelé, Maradona, Ronaldo, Ronaldinho, Messi, etc.

Si se pasa por alto esto, ya en mayores, es extremadamente difícil lograr un atleta apto para las grandes competencias. En mayores sólo queda SELECCIONAR a los más aptos; y para esto también hay procedimientos científicos. Eso es lo que hacen los clubes extranjeros cuando vienen a observar el campeonato peruano; ellos se llevan a los pocos que se muestran. Entonces, los seleccionables son pocos y esto es así por que no se buscan nuevos valores.

En nuestro medio, más del 90 por ciento de futbolistas no está preparado psicológicamente, pero se sigue insistiendo en ellos. Existe un círculo vicioso en el que giran los mismos de siempre, los que tantos fracasos nos han mostrado; esto no tiene cuando acabar.

Finalmente, saludo nuevamente la publicación del artículo en el diario El Comercio; es un buen inicio; aunque tardío, pero nunca es tarde para empezar a cambiar.