jueves, noviembre 15, 2007

APRISMO nos deja a merced de terror

Incapacidad manifiesta, es sin lugar a dudas, lo que indica el rebrote de narcoterror. El aprismo no aprendió aún de que un país no se gobierna con discursos, sino con programas, estrategias, planes ejecutivos y acciones concretas con profesionales y técnicos en el terreno de los hechos.

El asalto a la comisaría de Ocobamba, el último asesinato de policias en huancavelica, así como la absolución del autor intelectual del asesinato de un periodista en Pucallpa es la evidencia más concreta de que estamos quedándonos a merced de la delincuencia organizada.

El gobierno ha dejado a los policias a su suerte; sin apoyo logístico, y recortes de presupuestos. Y todavía pende la amenaza de la promulgación de una ley que limitaría más su acción.

Las misma incapacidad se muestra en los avances y retrocesos que suelen tener los ministros, quienes, por cuidarse de sus propios pericotes, están quedándose en la inacción total. Ya son conocidos los casos del Ministerio del Interior en la compra de los patrulleros; del Ministerio de Salud, sus compras fraudulentas y sus contagios de VIH; y lo del Ministerio de Educación que no utilizará el 20% de su presupuesto.

Y, para colmo de males, el FORSUR que es incapaz de hacer algo por los dagnificados del SUR. Tres meses han pasado y todavía no hacen absolutamente nada. Además se están suprimiendo muchos programas sociales.

Muy lamentable y extremendamente peligroso para todos los peruanos, sin lugar a dudas.

Parece que están preparando, otra vez, el terreno para el surgimiento de otro Fujimori. La historia se repite.

Tema relacionado:
Gustavo Gorriti: 'El Gobierno estaría cometiendo el mismo error de inicios de los ochenta'

No hay comentarios.: