lunes, mayo 21, 2007

A propósito del fútbol ciencia

El diario El Comercio público ayer domingo en su suplemento deportivo DT un artículo en página central, titulado ‘Fútbol Ciencia, la evolución de un deporte’, escrita por Jaime Cordero.

En principio es bastante positivo que el diario empiece a destacar el papel de la ciencia en el deporte, ya que hace mucho que los procedimientos científicos son los fundamentos de toda competición actualmente. (Hace siete años pretendí difundir el tema a través de una página web y con algunos artículos escritos en el diario El Peruano Ver Notas).

Pues el gran desarrollo del fútbol (y el deporte en general) se debe a que los clubes de las ligas más competitivas del mundo, contratan equipos técnicos-científicos; esta nueva política de los clubes lo expresó claramente un dirigente del Real Madrid “No se puede dejar las cosas al azar en una actividad que mueve miles de millones de euros”. Además, dos de los técnicos más exitosos del momento, Benitez y Mourinho, del Liverpool y del Chelsea, respectivamente, son según afirman, fanáticos de la estrategia y la disciplina; usan el video y las tecnologías de última generación para analizar y planificar sus partidos.

Por el lado del artículo, considero que Cordero, el redactor, si bien presentó y destacó muy bien el papel de la medicina, la nutrición, la preparación física, como factores importantes en la práctica del fútbol, dejó de lado, justamente al factor que hace la diferencia, que define al que gana o al que pierde, al que es capaz o incapaz de conseguir una meta competitiva; esto es el factor psicológico.



Al respecto un atleta, cuyo record olímpico aún no ha sido superado, Mark Spitz, ganador de 7 medallas de oro en los juegos olímpicos de Munich, afirmó que el factor psicológico es decisivo en una competencia “ahora todos los atletas disponemos de técnicas y procedimientos científicos con los cuales podemos estar físicamente en igualdad de condiciones, sin embargo, el que está preparado psicológicamente es el que ganará la competencia”.

Si para la preparación de un deportista tomamos en cuenta solamente la medicina, la nutrición y la preparación fisiológica, estamos suponiendo que cualquiera que pueda estar sano, bien nutrido y bien entrenado, puede ser un buen jugador, lo cual no es cierto. Falta lo psicológico, que tiene que ver con las disposiciones emocionales, actitudes, la disciplina, etc.

Entonces, ¿cómo se prepara psicológicamente a un deportista? Esta preparación se debe iniciar en los primeros años de vida. En un club con grandes aspiraciones, esta preparación psicológica debe ser fundamental; en los inicios de la vida se forman las actitudes, emociones, otras disposiciones y la disciplina para la alta competencia. Además, los grandes genios del deporte se han manifestado a los 16 y 17 años: Pelé, Maradona, Ronaldo, Ronaldinho, Messi, etc.

Si se pasa por alto esto, ya en mayores, es extremadamente difícil lograr un atleta apto para las grandes competencias. En mayores sólo queda SELECCIONAR a los más aptos; y para esto también hay procedimientos científicos. Eso es lo que hacen los clubes extranjeros cuando vienen a observar el campeonato peruano; ellos se llevan a los pocos que se muestran. Entonces, los seleccionables son pocos y esto es así por que no se buscan nuevos valores.

En nuestro medio, más del 90 por ciento de futbolistas no está preparado psicológicamente, pero se sigue insistiendo en ellos. Existe un círculo vicioso en el que giran los mismos de siempre, los que tantos fracasos nos han mostrado; esto no tiene cuando acabar.

Finalmente, saludo nuevamente la publicación del artículo en el diario El Comercio; es un buen inicio; aunque tardío, pero nunca es tarde para empezar a cambiar.

No hay comentarios.: