martes, octubre 07, 2008

Se prepite la historia: volviendo a vivir la corrupción en la nueva versión de los vladivideos

A pesar de que el Primer Ministro trata de minimizar las cosas, diciendo que aquí no pasa nada, la sensación que embarga a muchos peruanos es similar a la que sentimos cuando visualizamos los vladivideos.

Los audios del "Faenón" son, sin lugar a dudas, la versión actual de la corrupción fujimontesinista que azotó al país hace casi una década. Otra vez estamos reviviendo esos momentos en donde se destruyeron la moral, la etica, la decencia, etc.; los peruanos volvemos a sentir repugnancia, decepción y, con todo derecho, indignación por que comprobamos que se vuelve a repetir nuestra historia; al parecer, no aprendimos las lecciones de esos días nefastos.

En el último audio Rómulo León afirma haber obtenido dinero (lo que fue confirmada por la empresa DISCOVER) durante un año para "ACEITAR" funcionarios y, una pregunta que todos nos hacemos es ¿Quiénes son esos funcionarios a los que "aceitó" Rómulo León Alegría?. Ojalá que las investigaciones nos respondan claramente esta pregunta.

Pero, aunque las investigaciones no nos lleven a nada, todo hace indicar que pronto saldrán otros audios y, quizás, no demoren en salir a la luz otras evidencias. Esto lo saben los apristas y muchos congresistas que están muy asustados. Esto es deducible de la actitud del Premier que trata de minimizarlo todo y seguir con la soberbia frente a otros problemas.

En el congreso ya están tomando acciones; pero acciones a su manera, o sea, de esas que levantan sospechas. Se ha propuesto la creación de una comisión Ad Hoc para que investigue estos hechos a pesar de que este tipo de investigaciones es tarea de la Comisión de Fiscalización. Los miembros de esta comisión están protestando y amenazan con renunciar. De manera que, parece que hay un afán de encubrirlo todo.

Ahora, ¿Qué haremos los peruanos? ¿Aceptaremos nuevamente toda esa danza de corruptelas y encubrimientos? ¿Nos tragaremos otra vez toda esa inmundicia?.
¡Espero que no!.

No hay comentarios.: