lunes, abril 05, 2010

Modales o ética básica en la red social

Si te presentas como Martha y te pido o me pides que sea tu amigo, muy bien; pero por favor, sé Martha. No termines siendo la empresa ACME o el partido Bizco.

Me vuelve loco el SPAM. Hacer esto sin mi consentimiento o con engaño es abusar de mi amistad y confianza e irrumpir en mi privacidad.

Si quiero que seas mi amiga o amigo, no es para que me acoses con correos todos los días. Sólo quiero saber de ti, dialogar, compartir y, sobre todo, tener la posibilidad abierta de comunicarme contigo. Si haces algo que me agrada o desagrada lo comentaré o te aplaudiré; si veo que tienes una religión o tienes una posición política, si concuerda con mis creencias o expectativas, me uniré a ti, o de lo contrario, te criticaré sanamente o, en todo caso, la respetaré.

La cosa es que me muestres lo que haces o eres, no trates de imponerme.

Me gusta que me invites a participar de algo; pero deja que decida si acepto la invitación o no. Puedo ser seguidor o admirador de tu página, tu causa, tu campaña, etc.; pero no trates de hacerme un esclavo.

Bueno, eso es todo por hoy. No olvides que quiero ser tu amigo.

No hay comentarios.: