domingo, noviembre 28, 2010

PPK y la alianza para ser grande

Pedro Pablo Kuczynsky, PPK, decidido a volar alto en las próximas elecciones presidenciales. Pues acaba de lograr una alianza de la más insólita y variopinta en credos, discursos y deslices.

PPK fue el primero en anunciar su candidatura y, desde entonces, ella no cuajaba ni en sol y en nieve. Ahora, el panorama promete cambiar, puesto que logró reunir a este grupo de despistados que, si bien tenían aspiraciones, como programa mostraban sólo incertibumbre y confusión.

Alianza para el Gran Cambio denominaron a la agrupación, que ya adoptó el programa que el mismo PPK venía exponiendo desde que lanzó su candidatura. Lo que llama la atención es que, Kuczynsky, casi siempre identificado con el liberalismo más ciego, ha decidido romper las fronteras e incluso jalarse hacía sí a los líderes de la izquierda más radical.

Muestra de eso es que ha incorporado a su discurso "la inversión del 6 por cien del PBI en educación primaria y técnica... ".

Ningún político, en su sano juicio, hizo una afirmación como esta; no sólo por que nadie en Sudamérica invierte esa cantidad, si no que en el país, a duras penas, se logra invertir solamente un mísero 1.5% en educación.

"Pedro Pablo Kuczynski, consideró que la formalización es importante para incrementar la recaudación presupuestal, y con ello poner énfasis en la educación primaria y técnica. Para el ex ministro de Economía, su objetivo es que se invierta en ese sector el seis por ciento del Producto Bruto Interno (PBI)." (Diario La República)


Que el gobierno invierta más o dé mayores rentas a la educación es una de las exigencias más antigüas en el país. Hasta Jorge Basadre, en los años 40 del siglo XX, lo pedía cuando era Jefe de la Biblioteca de la Universidad de San Marcos.

Ahora el ofrecimiento viene de un candidato a la Presidencia, y todavía del que menos se esperaba, del representante del liberalismo total. Así observamos que PPK juega sus fichas a no perder esta elección, se lanza en base al Todo o Nada; y de mantener ese mismo discurso en el tema educativo, es probable que hasta el SUTEP, y las agrupaciones de docentes de todo nivel educativo, de quienes siempre recibió críticas y muchas piedras, terminen sumándose a su denominada Alianza para el Gran Cambio. Sobre todo si en los otros candidatos reinan las indecisiones y los discursos vagos o inconsistentes.

Lo más consistente en las propuestas de Keiko es que indultará a su padre Alberto Fujimori y, claro, a su clon Vladimiro Montesinos. Lo más consistente en el Cholo Toledo es... su propia candidatura; lo más consistente en Luis Castañeda son sus propias culpas que le hacen huir de los periodistas preguntones.

De manera que el más claro en propuestas es PPK y con eso del 6% a la educación, estoy seguro que a los sutepistas ya se les está haciendo agua la boca y diluyendo el credo izquierdista antiliberal.

Ya imagino a los más beligerantes líderes del SUTEP gritando a todo pulmón ¡PPK Presidente!, ¡PPK Presidente! ¡PPK Presidente!, ¡Viva el liberalismo!.

Los tiempos están cambiando sin lugar a dudas, pero si logro ver un cambio así, seguro que pensaré que estamos en Marte o que, efectivamente, el 2012 se acaba el mundo.

No hay comentarios.: