viernes, abril 07, 2006

Lo que dejará esta elección: la evidencia de un país dividido

Sin lugar a dudas, este proceso electoral nos deja otra vez la evidencia de un país escindido. Esto es un peligro para los planes nacionales y nacionalistas que cualquiera pretenda implementar.

Dos grupos en eterna pugna: cholitos renegados, sin esperanza y blanquitos sin patria ni cerebro.

Los primeros quieren venganza o una oportunidad para alargar la mano otra vez; los segundos desean venderse y vender al Perú al mejor postor, por que finalmente, no se sienten peruanos, pero tampoco son europeos, ni norteamericanos; puesto que en esas tierras son los indiecitos blanqueados, subdesarrollados, igualados como dirían ellos mismos.

El afán de venganza, es oro puro para los mercaderes, y catapulta para líderes con poco seso y escrúpulos que nacen de la noche a la mañana prometiendo fusilar a tuertos e invertidos. Pero también están aquellos que aprendieron a nadar en el mar de corrupción; añoran que vuelva el corruptor o aquel que reparte migajas o unas míseras lentejas a modo de dádiva o falsa bondad.

Los otros quieren seguir viviendo a costa de la explotación, gastándose el dinero que no les pertenece pero que todos pagamos; nacidos y no natos pagan y pagarán el precio de sus derroches por que en esa frugalidad habrán vendido toda tierra, malgastado las riquezas de la pachamama, del inca y del mar de Grau que tampoco les pertenece.

Pero hay otro grupo. Las encuestadoras lo identificaron como indecisos; en estos están los demasiado despiertos o los desesperanzados completos. Los románticos que sueñan con mundos nuevos.

Los demasiados despiertos observan hasta las entrañas de la gente y no se deciden por que siempre encuentran un defecto: nadie vale para ellos. Los desesperanzados reniegan toda la vida, ya nada se puede hacer para cambiar y por tanto, salga quien salga, le da igual. Los románticos sueñan con la justicia social y lucha de clases, pero sólo sueñan, no hacen nada. Son los tontos útiles del equipo. El voto para ellos es blanco o viciado, que indudablemente, sirve a alguien.

Sin embargo, hay otros que deciden a no ser ninguno de estos. Estos son los que necesitan los países para ser diferentes, para crecer, para creer en la gente que surge con nuevas ideas y viejos valores humanos.

En fin, el cambio parte de una decisión. Decide y el cambio se notará en las urnas, sin lugar a dudas.

3 comentarios:

Luis Alberto Barandiaran dijo...

Aprovecho el tema para pasarles está página, donde podrán conocer a todos los partidos que participan en la contienda electoral del Domingo. También están las listas de candidatos, tanto al Congreso como al Parlamento Andino para que puedan escoger a sus candidatos:

http://www.universidadperu.com/elecciones-peru-2006.php

Juan Carlos Villacorta dijo...

Acabo de subir un blog sobre comentarios políticos. Espero que lo puedan visitar. Estaré posteando una vez por semana promedio hasta el 28 de julio.
http://28-julio-2006.blogspot.com

Anónimo dijo...

En nombre de los tontos utiles,
Es incoherente hablar de pais escindido y de tontos utiles del equipo,

Cada cinco años hacemos este remedo, vamos a votar como ganado,
el voto debe ser libre, nada de multas.

Chicha madre, para que se invento la estadistica?
No basta con una muestra, politicos despilfarradores e incapaces?

Yo anulo mi voto, por varias razones,
1.- No hay un candidato que llene mis expectativas,
metafora del supermercado: si te obligan a entrar y no encuentras nada que quieras
comprar, porque comprar?
2.- Ya creo que les dije, el voto debe ser libre optativo,
el voto de un ciudadano representa: 0.00000625 %
ahora me pregunto porque el voto de una persona sin secundaria
y con antecedentes policiales tambien debe representar lo mismo.