domingo, diciembre 04, 2011

La Minería nos deja el 10 % de las ganancias y el 100% del desastre ecológico


El Perú está señalado como uno de los países que sufrirá la escasés de agua, debido al cambio climático, por eso considero irresponsable y hasta criminal creo yo, pretender secar 4 lagunas. Además, estas lagunas no tienen precio por todo el costo en vidas de todo tipo que implica su desaparición.

Si seguimos con este tipo de proyectos pronto estaremos tomándonos los relaves mineros o llorando la trajedia de la contaminación con metales pesados.

¿Porqué no desarrollar la agroindustria, por que no convertir al país en un laboratorio de investigación biomédica? ¿por qué no cuidar nuestra biodiversidad y emular a nuestros ancestros PreIncas e Incas, en ciencia y tecnología? En suelo peruano hay ciencia, tecnología e inventiva desde hace miles de años. Sólo tenemos que mirar a la gente, lo que crea e innova diariamente para burlar el desprecio u olvido de sus autoridades y las inclemencias del tiempo. Ya es tiempo que nos quitemos de encima ese cliché de subdesarrollados que nos impusieron los invasores europeos.

Lo más fácil es la minería, destruir la naturateza y hacer de los peruanos cargueros o peones de la riquesa que otros llevan. La Minería nos deja, en el mejor de los casos, el 10 % de las ganancias, pero nos arruma el 100% del desastre ecológico; desechos mineros, contaminación ambiental y depredación que, con seguridad, pronto lo lamentaremos.

Leamos con detenimiento las observaciones que el ministro del Ambiente, Ricardo Giesecke, entregó al premier Salomón Lerner respecto del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero Conga. Sus observaciones son contundentes y, con seguridad, muestran con claridad que dicho proyecto debe ser desechado por siempre.

• En el “tema del agua y la utilización de cuatro lagunas”, que “genera polémica y rechazo al proyecto en Cajamarca”, el informe subraya que el Proyecto Conga“transformará de manera significativa e irreversible la cabecera de cuenca, desapareciendo varios ecosistemas y fragmentando los restantes, de tal manera que los procesos, funciones, interacciones y servicios ambientales serán afectados de manera irreversible”.

• El informe revela que de las cuatro lagunas que se proyecta desaparecer, solo dos, Perol y Mala serán vaciadas para extraer el oro. Las otras dos, Azul y Chica,“serán vaciadas y utilizadas como depósitos de desmontes”

Vea la nota completa en la pluma de un periodista notable: Gustavo Gorriti de Ideele Reporteros.