domingo, julio 24, 2011

Hablando en serio ¿crees que habrá cambios?

Se acerca el 28 de julio y con él la partida de alguien que nunca debió volver a Palacio de Gobierno; pero también llega una nueva esperanza, una nueva oportunidad para que el Perú encuentre un rumbo que favorezca a la mayoría de su gente.

Las expectativas están, naturalmente, en el nuevo presidente, los miembros de su gabinete ministerial y también en su familia. Algunos ministros ya han generado más de un comentario, pero la mayoría de ellos ha recibido manifestaciones de serena aceptación. También agrega cierto prúrito el temor de que se repita una historia poco feliz para los peruanos: el Presidente del Perú ingresa a Palacio no sólo con esposa e hijos, sino con todo su entorno familiar.

En fin, el tiempo lo dirá, pero soy consciente de que las cosas no serán fáciles, por que es muy complicado satisfacer a un pueblo que se ha elaborado las más altas expectativas y, sobre todo, por que el ambiente está saturado de intereses que nada tienen que ver con reivindicaciones sociales ni nada por el estilo. El camino, con seguridad, estará lleno de piedras, hoyos y trampas que harán tambalear el más sano afán progresista.

De manera que soy un poquito pesimista: los cambios que esperamos no serán como los que soñamos, sin embargo, a pesar de todo, el Perú seguirá peruanizándose. ¡Aquí quiero estar!

jueves, julio 21, 2011

Un spot que insulta y trata de reavivar viejas rencillas

Desafortunado o completamente mal planteado, desde todo punto de vista, es este spot publicitario que ha provocado certenares de críticas no sólo a quienes lo financiaron, sino a la persona que prestó su voz, imagen y prestigio para enviarnos un mensaje ya cuestionado desde mucho antes: la actividad minera en el Perú.



El comercial fue transmitido el martes en la noche durante el intermedio del partido que disputaban las selecciones peruana y uruguaya por la Copa América. Las críticas saltaron al instante a través de Twitter y se intensificaron luego de la finalización del mismo en la que la selección Inca perdió por 2 a 0.

Las críticas que salieron a la luzn fueron diversas y hasta se hablaba de que el spot fue el que 'saló' (fue de malagüero) a la selección peruana. Sin embargo, el mayor problema, para mí, son los supuestos que se manejan en dicho comercial.

Primero: que los peruanos sólo tenemos una pizca de inteligencia puesto que somos incapaces de notar las "virtudes" de la actividad minera y que esta es nuestra única opción de desarrollo.

Segundo: considerar que estamos tan mal informados de lo que sucede en otros países vecinos respecto al mismo tema, que no podremos darnos cuenta de los datos falsos que presentan para convencernos.

Tercero: es el hecho de poner en primer plano viejas rencillas que tenemos con Chile; apelar a situaciones penosas e incitar al odio para tratar de que una idea sea aceptada, es completamente reprochable, y hasta creo que debe ser motivo de denuncia penal.

En fin, el denominado spot, como ya lo señalaron algunos bloggers, puso en seria crisis la imagen de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, y sobre todo, termino por hacer más terrorifica las consecuencias de la actividad minera. Pues ya no sólo depreda, contamina y explota, sino que pretende mantenernos en la mentira y quiere tratarnos como ignorantes.

Esperamos que las autoridades insistan en el Impuesto a la Sobreganancias Mineras y, además, impongan una ejemplar multa a dicha sociedad minera, por presentar o tratar de influir en la opinión pública con información falsa.

No vale la pena decir nada respecto a Juan Carlos Oblitas, "el ciego", personaje principal del spot.