miércoles, mayo 22, 2013

Perú sin equipo ni estrategia para negociar TPP


La 17° reunión de negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica Trans Pacífico, TPP, se está realizando en Lima, Perú (15 - al 24 de mayo). El TPP ha despertado a una gran comunidad de activistas que ha lanzado una alerta mundial puesto que, según se informó, busca imponer acuerdos comerciales a los países firmantes, que no han sido aceptadas ni en el principal país promotor, E.E.U.U. Asistí a las reuniones informativas para stakeholders sobre el TPP. En principio, la reunión me sirvió para confirmar cosas que ya se venían evidenciando a lo largo de este proceso; me sorprendió sobremanera algunos detalles que dejan entrever el poco interés del Estado Peruano en lograr acuerdos favorables a sus intereses en dicha negociación. Resalta la juventud de los negociadores peruanos; quizás el mayor de ellos pasa con uno o dos los 30 años de edad, lo cual contrasta con el equipo norteamericano que, con seguridad, está conformado por expertos en el arte de negociar. Pero no es la juventud en sí misma lo que preocupa en el equipo peruano, puesto que me parece positivo que los jóvenes asuman tareas de mayor responsabilidad. Lo preocupante es la evidente falta de experiencia en estos procesos de negociación y, sobre todo, la ausencia de una metodología adecuada para llevar adelante de manera profesional, seria y comprometida con los intereses del país, una tarea de tal envergadura. La falta de una metodología adecuada se ha ido mostrando en casi todas las convocatorias similares que está llevando adelante el MINCETUR.Todo indica que esta institución no ha sido capaz de formar un equipo de expertos en negociación que lleven las propuestas del Estado Peruano y velen para lograr mejores acuerdos. Sólo ha logrado reunir a chicos entusiastas que si bien conocen los detalles del acuerdo y una u otra norma o ley, no han sido capaces de elaborar una propuesta como país. Su metodología de trabajo ha excluido, desde el inicio, a los verdaderos sectores interesados o stakeholders; ni el Congreso de la República está informado sobre los detalles de la negociaciones. Así las cosas, las reuniones informativas fueron de allegados, amigos y de aquellos que estaban dispuestos a mostrar una sonrisa o tomar en broma los puntos en discusión. En esta reunión informativa noté no solo el hermetismo impuesto, sino que se está negociando a escondidas, conversando a media voz, realmente a espaldas de todos los peruanos. Se remarcó en el secretismo, así como se aseguraron que no ingresara ningún extranjero; es decir, se instauró un ambiente de auténtica fiesta clandestina. Así, el pequeño rincón que habilitaron como sala de exposiciones, se llenó con amigos de los negociadores; en esto, me percaté del pánico que los invadía cuando llegaba una persona que no conocían. Esto es evidencia de la falta de experiencia en negociaciones, puesto que no están seguros de lo que están haciendo y, además, son incapaces de manejar los conflictos que, como es previsible, se originan durante procesos como este. Reuniones de amigos, temas flojamente tratados y poca información al público, ha sido la característica del trabajo del MINCETUR en este y otros temas similares como la denominada “ley SOPA Criolla”. Al parecer, a toda costa quisieron evitarse problemas, razón por la cual no convocaron a los verdaderos sectores interesados que podrían aportar información de importancia. Me enteré que para estas sesiones informativas sobre el TPP, también se había convocado a una reunión preparatoria. ¿dónde publicaron estas convocatoria? De manera que estas negociaciones del TPP, los chicos también lo están manejando como si fuera un conversatorio de amigos, cuyo alcance de sus resoluciones sólo afectarán a su barrio o a sus “patas” de la universidad; es decir, no han dimensionado el real valor y alcance de lo que se está negociando. ¿Tienen idea, los negociadores peruanos, del alcance de los acuerdos que se logren? ¿Saben que sus decisiones afectarán a personas, instituciones y procesos de todo el Perú? ¿Conocen la alerta mundial que señala al TPP como uno de los tratados que amenazan libertades y socavan soberanías?. Todo indica que no. 
Toda esta situación se junta con el secretismo de las reuniones impuesto por no se quien. Un método de dictaduras para tratar temas en y de países democráticos en donde se pelea diariamente por el respeto de las libertades individuales, se promueve la transparencia y se busca la participación de todos. La cosas, evidentemente, no son así aquí. La forma como se está negociando el TPP viola los principios fundamentales que dan vida a una democracia, así como niega rotundamente el valor de este nuevo contexto posibilitado por internet y las Tics: el valor de las herramientas para la participación y creación colectiva. En resumen, las negociaciones sobre el TPP, se están realizando a espaldas del país y de sus autoridades más importantes, así como está siendo conducido por un equipo inexperto, que no tiene una metodología adecuada para asegurar acuerdos que favorezcan al país. Se nota que no hay estrategia ni directiva que se enmarque en una política de Estado para negociar el Acuerdo de Asociación Económica Trans Pacífico, TPP.