viernes, agosto 20, 2010

El sitio web en la campaña política

El valor de un sitio web para una campaña política es aún incomprensible para muchos. La visión común es verla como una vitrina o como una pared donde se pegan afiches o fotos a sonrisa plena.

Sin embargo, el valor de un sitio web es realmente inmenso y por ello vale tomarle en cuenta seriamente cuando se va a emprender una campaña política.

Concebimos el sitio web como un soporte tecnológico y comunicacional de enorme valor para el propósito propagandístico y de difusión de una idea o propuesta política. Imagino a este como un Porta Aviones que seguirá al candidato a donde vaya, que carga con todos sus técnicos y miembros de equipo, y desde el cual podrá acceder a toda la información que se produzca y necesite para las presentaciones y exposición de las propuestas: es, en resumidas cuentas, una plataforma de lanzamiento. Además, es el medio de comunicación desde el cual difundirá intensa y extensamente sus propuestas, y el medio de relación con sus afiliados y con los que deseen afiliarse a su causa.

De manera que, el sitio web, para una campaña, es algo serio, crucial y de gran importancia para casi todos los aspectos de ella. Es por eso que se debe de tener en cuenta los detalles mínimos para su construcción y mantenimiento. Ahora con las herramientas que se tienen actualmente, el costo no es como el de un Porta Aviones, claro, es tan sólo una milésima parte de eso. Sin embargo, lo que cuesta es su mantenimiento, más que en dinero, en trabajo; puesto que el sitio debe prepararse para que cualquier persona con autorización pueda trabajar en ella. No es para que lo mantenga una sola persona. Así, todos los técnicos, el candidato y los candidatos, tienen que intervenir en ella desde donde se encuentren: publicando audio, video, fotos; disponiendo afiches, volantes, invitaciones; así como contestando preguntas, consultas, debatiendo, anunciando o enviando mensajes.

Además, el sitio web debe estar interconectado con otros sitios de soporte o de difusión como redes sociales, repositorios o dispositivos, como teléfonos móviles, y otros que se consideren.

En fin, quien tome en cuenta esto, y prepare un sitio con estas características, seguro que su campaña no será cualquier cosa, además de que habrá ahorrado una buena cantidad de dinero y recursos.

miércoles, agosto 11, 2010

Enlaces rápidos: nueva herramienta Gmail


Simpático y útil resultó ser Enlaces rápidos, la nueva herramienta que nos acaba de entregar GMAIL.

Se trata de una pestaña en donde se puede guardar vistas de un correo o búsqueda realizada en tu buzón al cual quieras volver o acceder de manera rápida. Con sólo marcar Añadir enlace rápido, se muestra una ventanita con el que el sistema pide que le asignes un nombre y listo. Es fácil de crear y también de borrar.

Es más útil, creo yo, para una tarea específica: por ejemplo, puedes marcar el correo en el cual recibiste un documento, una invitación, un afectuoso saludo, o simplemente cualquier información que consideres atender en otro momento. La diferencia o quizás lo que le da su valor es que se mantiene visible, con un solo click visualizas el correo o la vista del contenido que guardaste.

Bien por eso. Es un buen aporte.

martes, agosto 03, 2010

El principio del fin (de la tauromaquia)

Toda Europa había sido un hervidero de supersticiones y crueldades; de censuras, quemas de herejes y represiones, y de torturas públicas de animales humanos y no humanos, incluidos el lanzamiento de gatos desde las torres de las iglesias, las peleas de perros y de gallos y de perros contra osos, y los encierros, acuchillamientos y corridas de toros. Frente a tanta sordidez y violencia, la Ilustración trajo a Europa la apertura de las mentes y la suavización de las costumbres. Las tradiciones más sanguinarias fueron abolidas en casi todas partes. Sin embargo, en España apenas hubo Ilustración y Fernando VII cortó de cuajo sus débiles brotes, restaurando la Inquisición y la tauromaquia, entre otros horrores. España se convirtió en una excepción y anomalía, la famosa España negra, caricaturizada por Goya, una anacrónica bolsa de crueldad y cutrerío alejada de cualquier ciencia y compasión.

Llevamos casi dos siglos tratando de quitarnos de encima esa siniestra tradición de la España negra. Desde la supresión definitiva de la Inquisición en 1834 hasta la recién aprobada abolición de la tauromaquia en Cataluña (a partir de 2012), pasando por la introducción de la democracia en España tras la muerte de Franco y la lucha contra el maltrato a las mujeres, hemos ido lavando nuestra cara cultural y acercándonos al nivel intelectual, político y moral del resto de Europa. Uno de los últimos capítulos pendientes es acabar con la crueldad hacia los animales no humanos, presuntamente justificada por la idea anticientífica de que el ser humano no es un animal, sino un hijo de Dios, separado por un abismo del resto de las criaturas y colocado en el mundo para explotarlas y hacerlas sufrir.

La consistencia no es un valor apreciado por los políticos. En la Comunidad canaria ya no hay corridas de toros ni peleas de perros desde 1991, pero sigue habiendo peleas de gallos, tan crueles como las corridas. Ahora, el Parlamento de Cataluña ha decidido prohibir por crueles las corridas de toros, pero no los correbous (encierros) ni los toros embolados, igualmente crueles, con la excusa de que son tradicionales. Mariano Rajoy dice estar alarmado, pues si se empieza prohibiendo la tauromaquia, podría acabarse prohibiendo la caza. Ojalá. La tauromaquia no es la única salvajada. Matar animales por diversión es algo éticamente indefendible, pero el progreso no se consigue de golpe, sino paso a paso.

Nadie ha planteado el debate sobre la tauromaquia en Cataluña como una separación de España. Los líderes del PP (y algunos del PSOE) están mal informados y confunden sus fantasmas mentales con la realidad. De entre los muchos expertos que comparecimos ante la comisión pertinente del Parlamento de Cataluña a favor de la abolición de las corridas de toros, ni uno solo empleó argumentos nacionalistas o identitarios. Curiosamente, fueron los taurinos los únicos que agitaron ese espantajo, subrayando la tradición tauromáquica catalana e incluso sacando a los toreros en la plaza Monumental de Barcelona con la barretina por montera y la señera por capote.

Aprobando la abolición de las corridas de toros en un proceso de impecable factura democrática, el Parlamento catalán ha atendido a las razones y valores universales por encima de los tribales y tradicionales (excepto por la pequeña incoherencia con los correbous). La discusión previa en la comisión ha sido de una inusitada racionalidad y seriedad y ha puesto el listón muy alto. El Parlamento de Cataluña ha prestado un gran servicio a Cataluña, a España y a la noble causa del triunfo de la compasión en el mundo. Este paso es el principio del fin de la tauromaquia, cuya decadencia y desprestigio contribuirá a acelerar.

Por Jesús Mosterín. Filósofo y profesor de Investigación en el CSIC. Tomado de El País.com

lunes, agosto 02, 2010

Social Media: Mucho ruido y pocas nueces

Esto es lo que, a simple vista, se puede concluir sobre las actividades de muchas "estrategias" de comunicación en las redes sociales.



Hacen ruido, demasiado tal vez, y antes de afiliar, ahuyentan. La situación es realmente caótica y altamente violenta.

Por esto, vale la pena sentarse, pensar, evaluar y, sobre todo, analizar con seriedad y crudeza qué se ha logrado con ese tipo de actividades. Las herramientas que poseemos nos dan gran cantidad de datos que necesitamos para reorientar o afinar una estrategia: hay estadísticas de todo tipo y herramientas de análisis gratuitas: Facebook, tiene sus herramientas, Google Analytic nos da otro tanto; a pesar de todo, seguimos gritando como locos e irrumpiendo en la vida de la gente sin permiso ni respeto.

Asi las cosas, el problema es que tenemos poca capacidad para escuchar o leer pensando, comparando, evaluando; y, entonces, poco o nada aprendemos. Esto es el signo de los tiempos: hacer y hablar sin pensar; vivir sin saber.

Aquì hay un buen artìculo para leer: sobre estrategias.
http://manuelgross.bligoo.com/content/view/908242/Estrategias-de-Comunicacion-en-los-Social-Media.html